El “Patriotismo Económico” del caso Repsol YPF

repsol-ypf

Guerras que nada tienen que ver con nosotros

Esta historia empezó en Abril de 2012 cuando el Gobierno argentino expropiaba a Repsol el 51% de YPF, la antigua compañía nacional de petróleo. Aquella noticia hizo florecer lo que podría parecer una especie de “patriotismo económico o empresarial”, gran parte del pueblo español se veía muy afectado por el hecho de que los argentinos nos habían quitado algo que nos pertenecía y las redes sociales se llenaban de frases tales como “esos putos argentinos” o llamadas al boikot de productos o personajes públicos de dicho país. Daba la impresión de que lo que el Gobierno argentino había expropiado era la hucha de nuestras pensiones o directamente había metido mano en nuestras cuentas bancarias. Muchos no dudaron en pedir que el Gobierno español usará todo su poder diplomático, judicial e incluso militar para defender “los intereses de los españoles”. Se desato un patriotismo por una empresa que la gente calificaba de “nuestra” o “española” y veían en la defensa de esa empresa la defensa de nuestros intereses y propiedades.

Repsol lloraba su pérdida y pedía de la misma manera a nuestro Gobierno que intermediara en su defensa ya que sus intereses estaban siendo atacados por otro país. El obediente Estado se puso manos a la obra y no espero ni un solo segundo en demostrar su inconformidad y enviar amenazas diplomáticas y comerciales.

Después de alguna que otra guerra arancelaria en la que otros sectores se vieron afectados sin tener ninguna culpa, denuncias a juzgados internacionales y algún otro jaleo, esta semana parece que se han acercado posiciones para cerrar el culebrón de la expropiación de YPF. El Gobierno argentino pagará 3.700 millones de euros a Repsol en bonos argentinos garantizados o activos fáciles de vender. La petrolera española ha ratificado la oferta a regañadientes al indicar que el valor contable que le habían dado en sus cuentas era de 5.436 millones por lo que una indemnización de esa cantidad le arrojaría unas pérdidas contables de unos 1.700 millones de euros, de los cuales después de las deducciones fiscales podría quedar en una pérdida neta de unos 500 millones de euros.

Pero las “pérdidas contables” no importan mucho a los accionistas y especuladores bursátiles a los cuales les ha encantado la noticia de que este culebrón llegara a su fin y con un resultado no tan malo para Repsol, partiendo de que en un principio Argentina no quería pagar nada, y las acciones de la petrolera han subido un 4,28% en un día, elevando la valoración de Repsol en 1.029 millones de euros, una beneficiosa recompensa para sus accionistas.

No solo ha sido esa empresa la beneficiada en bolsa por el acuerdo. Sacyr, dueña de una amplia participación en Repsol, se elevó en bolsa un 5,95%, lo que supone un aumento en su valoración de 100 millones de euros. CaixaBank, que tiene una participación en Repsol del 12,2%, vio sus acciones subir un 0,72%.

La mayor subida de todas la ha mostrado la misma YPF, en la cual la compañía española todavía tiene una participación del 11,9%, dicha participación hasta hace dos días estaba valorada en 654 millones, a día de hoy vale 1.000 millones, dando una beneficiosa plusvalía a Repsol.

En resumen, este acuerdo que ha ofertado el Gobierno argentino ha sido totalmente beneficioso para Repsol, para sus accionistas, para las empresas accionistas y para los accionistas de estas. Pero yo pregunto ¿y para los españoles?.

¿Que pasa con toda esa gente que mostró tan aireada su indignación ante la expropiación? Supongo que saldrán a las calles a celebrar que las acciones de la compañía han aumentado su precio, recibirán a los directores de Repsol y CaixaBank como héroes nacionales y mantearán al ministro Soria como si fuera ese futbolista que nos ha devuelto la grandeza marcando un golazo a Argentina.

¿Y que hará Repsol para agradecer el apoyo incondicional de esos patriotas españoles? ¿Bajará el precio de la gasolina? ¿regalará un bono de 10 euros de gasolina a todo el que insultó a un argentino en twitter? ¿repartirá dividendos a todos aunque no seamos accionistas?. ¿Y como le agradecerá al Gobierno su apoyo y su despliegue diplomático? ¿Le pagará parte de este beneficio obtenido en bolsa? ¿Regalará acciones de la compañía al Gobierno? ¿Pagará todos los gastos ocasionados al ministerio de exteriores o al de industria? ¿Traerá la facturación que realiza a través de otros países para pagar menos impuestos a España y así contribuirá con sus impuestos a que la situación de España mejore?……. ¡Pues no! Nada de eso va a ocurrir y os digo el motivo: Porque Repsol no es española.

InteresesRepsol

La compañía petrolera hace mucho tiempo que dejo de ser española. En su accionariado el 42% lo gestionan fondos extranjeros, otro 9,5% es de Pemex (empresa mejicana), del resto la mitad es de Sacyr y La Caixa (empresas privadas), solo un pequeño porcentaje está en manos de pequeños inversores y ni una sola acción está en manos institucionales, o sea que España no tiene nada de Repsol y esta tiene muy poco de española. Cuando vemos la facturación de la empresa a nivel mundial, y por consiguiente su tributación, los datos son peores todavía ya que solo una cuarta parte de lo ganado por la compañía paga impuestos en nuestro país y, como toda gran empresa, a un tipo impositivo menor que cualquier pequeña empresa (En 2010 pagó impuestos en nuestro país del 21,41% del total de su beneficio a un tipo impositivo del 26,8%). El resto se factura en otros países por lo que la empresa paga sus impuestos en otros lugares o directamente no los paga ya que algunas de esas filiales están en ventajosos paraísos fiscales.

Las supranacionales (el término multinacional esta obsoleto ya que las empresas ya no pertenecen a varios países sino que están por encima de ellos) ya no son españolas, ni americanas, ni alemanas, están por encima de todo ello, su única patria es el dinero. Solo dirán que son de un país cuando necesiten que algún Gobierno las defienda o intervenga en sus problemas.

Yo confieso que también soy un patriótico económico, pero tengo un concepto muy diferente de lo que significa dicho término si se me compara con los defensores de empresas que tienen una de sus sedes en España pero pagan impuestos en paraísos fiscales o anteponen el beneficio a cualquier otra cosa. Mi definición de “empresa española” o que contribuye al crecimiento de nuestro país es muy diferente.

Yo me considero un patriota económico por:

  • Apoyar a las empresas que aportan al desarrollo de nuestro país, empresas que pagan todos sus tributos y que no evaden impuestos con sedes en paraísos fiscales o mediante ingeniería fiscal o financiera.

  • No gasto mi dinero en empresas que prefieren despedir a trabajadores aunque tengan beneficios solo para contentar a los accionistas.

  • Intento no comprar productos de empresas que han dejado de producir aquí para deslocalizar su industria a otros países donde las condiciones de los trabajadores son más que dudosas (reconozco que esto es muy complicado).

  • Me gusta averiguar y recordar que empresas tienen SICAVs o sedes en paraísos fiscales para evitar comprarles ni gastar mi dinero en ellas.

  • Y lo más importante: Intento consumir siempre en el pequeño comercio.

Las PYMEs son las grandes creadoras de riqueza, no suelen usar ingeniería fiscal, ni paraisos fiscales, no tienen SICAVs, pagan casi todos sus impuestos (el 71% del fraude corresponde a grandes fortunas y grandes empresas) y ahora mismo no reciben ningún apoyo institucional por parte del Gobierno, por lo que ahora más que nunca necesitan que seamos nosotros los que saquemos ese sentimiento patriótico y apoyemos a las empresas que realmente contribuyen al crecimiento del país. Tenemos que dejar de creernos la propaganda y los dogmas que nos dicen que las empresas del IBEX 35 nos representan a nosotros y a nuestra economía. Debemos apelar al patriotismo económico con nuestros vecinos, localmente, un patriotismo que no se base en donde haya nacido o donde tenga su sede central sino en lo que aporte a la sociedad y a su entorno, porque sinceramente creo que el sonriente armenio que vende los kebabs debajo de mi casa o el colombiano de la frutería es más español y aporta más a nuestra sociedad que Repsol.

He dicho algunas de las acciones de este “patriotismo económico” que se me han ocurrido pero os invito a dejar un comentario si se os ocurre alguno más para que entre todos hagamos una lista.

Un patriótico y cercano abrazo.

El Economista Cabreado.

Anuncios

Acerca de Economista Cabreado
Cabreado de que la economía no funcione en favor del hombre sino en su contra! Cabreado de que la controlen unos pocos y ellos nos controlen a nosotros!

3 Responses to El “Patriotismo Económico” del caso Repsol YPF

  1. averroes says:

    http://www.youtube.com/watch?v=IGI_1L7iQNA esta fue la canción que puse el día que me enteré de la expropiación. descorché un vino y me reí mucho.

    esos recursos y más en manos de supranacionales, son de esos pueblos, no de estos pueblos donde está la sede social…así que…

    por cierto, ypf fue la primera empresa pública petrolera del mundo, a pesar que era de un inglés. pero este, muy generoso, lo vio clarito: esto es del pueblo argentino, así que ahí tienen! DIJO

    luego, con la ola neoliberal, fue malvendida a repsol…RE-CU-PE-RA-CI-ÓN!!!

    Me gusta

  2. alemachin says:

    Yo soy patriota economico cuando miro si las cosas que compro las han producido empresas q resperan los derechos laborales universales (no solo la nueva reforma del mercado laboral).

    Yo soy una patriota economica cuando exijo q las empresas españolas q se internacionalizan respeten los derechos laborales, fiscales, medioambientales y culturales de los lugares donde se asientan.

    Me gusta

  3. atom smasher says:

    Hmm is anyone else having problems with the pictures
    on this blog loading? I’m trying to find out if
    its a problem on my end or if it’s the blog. Any suggestions would be greatly appreciated.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s