Educación privada, cuando el dinero está por encima de los niños

ValdeluzPor desgracia, esta semana nos hemos vuelto a encontrar con una de esas estremecedoras noticias sobre alumnas que denuncian abusos sexuales por parte de un profesor de su colegio. En el colegio Valdeluz de Madrid, unas 10 niñas han denunciado abusos por parte del profesor de música. No voy a entrar en valoraciones hasta que un juez dicte sentencia, pero sí que hay una parte de este suceso que me ha inquietado y cabreado a partes iguales. Me refiero a la detención del director y el jefe de estudios por encubrir dichos hechos.

Horas más tarde de que el profesor fuese puesto bajo custodia, fueron arrestados también el director y el jefe de estudios del centro. Según fuentes de la policía, han sido detenidos porque conocían con anterioridad los hechos y las quejas de las alumnas, pero decidieron no destapar el escándalo y no denunciaron hechos tan graves ante la justicia. Según indica la prensa, el jefe de estudios ya le comentó la situación en 2006 al director, quien no hizo nada. También se ha conocido que ya en el 2007 una alumna denunció a dicho profesor pero el centro no tomo ninguna medida.

Al leer semejante atrocidad solo se me ocurrió una respuesta para que esas dos personas decidieran tapar tal aberración, solo un motivo que he podido comprobar rápidamente con un simple vistazo a la web del colegio. El colegio Valdeluz es una escuela privada.

¿Qué puede hacer que un colegio, su director y su jefe de estudios oculten un problema de estas dimensiones? ¿Qué puede hacer que esas personas hayan preferido arriesgarse a que niños y niñas sufran abusos y no hayan hecho nada para evitarlo o pararlo? La única respuesta que veo posible es que el colegio privado haya buscado lo que busca cualquier empresa privada, que haya seguido el dictado de la lógica capitalista: la supervivencia de la empresa, la búsqueda del lucro económico por encima de todo, o sea el dinero.

Para un colegio privado y católico, un escándalo de semejante magnitud puede suponer la perdida inmediata de sus alumnos, o mejor dicho, de sus clientes. Los padres y madres podrían haber sacado a sus hijos e hijas del centro, lo cual hubiera sido la ruina para el colegio/empresa. La lógica de primar el lucro por encima de cualquier cosa, incluso por encima de la inocencia de un niño, hizo que el colegio callara y ocultara.

Me pregunto cuántos de esos inocentes críos se podrían haber salvado de esos abusos si el director hubiera denunciado los hechos a la policía en cuanto tuvo noticia de ello. ¿Cuántos se hubieran librado de tal vejación, de sufrir las consecuencias mentales futuras que pueden causar unos abusos sexuales? Seguramente la mayoría de las 10 niñas que han denunciado hasta el momento, pero para el director, cuadrar las cuentas a final de mes es más importante que el presente y el futuro de esas niñas.

Cuando hablamos de la privatización de la sanidad remarcamos lo peligroso que es dejar algo tan importante como nuestra salud en manos de empresas que solo se rigen por el beneficio económico, creo que este ejemplo demuestra que ese mismo temor lo podemos extrapolar a la privatización de la educación. En un colegio público en el que lo importante es el bienestar del alumno y no de sus ingresos, donde lo que cuenta es que saque buenas notas y no que pague el recibo mensual, no se habría tapado un escándalo de abusos sexuales por miedo a perder dinero.

Espero que esto sirva de reflexión para aquellos que aprueban la privatización de la enseñanza y apoyan un modelo de educación gestionado por empresas. La educación es algo demasiado importante como para dejarlo en manos de empresas privadas que se rigen por las leyes del capitalismo y el dogma del beneficio económico por encima de todo, incluso por encima de la salud y la inocencia de sus hijos.

EscuelaPublica

Todos nosotros sin excepción debemos exigir y apoyar un modelo de educación pública y de calidad. Un modelo educativo que se preocupe por defender la integridad de los niños, por su desarrollo, su evolución y por todos los factores importantes para su crecimiento sin anteponer el dinero por encima de todo.

Para acabar quiero mandar un abrazo de todo corazón a todas las personas que han sufrido algún tipo de abuso en su vida. Para los abusadores y para aquellos que los encubren, solo espero que acaben entre rejas y que sean verdad esas historias que cuentan sobre las cárceles y lo que les ocurre dentro a los que abusan de menores.

Un abrazo,

El Economista Cabreado.

Anuncios

Acerca de Economista Cabreado
Cabreado de que la economía no funcione en favor del hombre sino en su contra! Cabreado de que la controlen unos pocos y ellos nos controlen a nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s