Economía informal, Consumo informal. México D.F.

Limpiabotas en las calles de México D.F.

Limpiabotas en las calles de México D.F.

No sé si el motivo fue el aburrimiento, las ganas de salir de aquí, las de conocer otra realidad, la sobredosis de activismo o por leer a Galeano, pero me he embarcado en un viaje que en los próximos meses me llevará a recorrer algunos países de Centroamérica. Durante el viaje intentaré colgar apreciaciones y experiencias de lo que me vaya ocurriendo, escribiré sobre algunos proyectos que pienso visitar y sobre lo que me cruce en mi camino y llame la atención a los ojos de este Economista Cabreado. Espero que os gusten, aquí va el primero inspirado en mis primeros días en México DF.

Se calcula que el 60% de la población en México trabaja en economía sumergida, o economía informal como la llaman aquí. Marabuntas de puestos ambulantes abarrotan cada metro de la capital mexicana, miles de puestecitos de tacos, maíz, helados y miles de cosas más que ayudan a sobrevivir a millones de mexicanos de clase baja que encuentran en la venta ambulante su única salida y sustento.

La policía no sólo no persigue estos puestos, sino que es parte de su principal clientela, casi siempre que veo a un limpiabotas realizando su labor, son las botas de un agente las que está limpiando. Además es muy curioso ver en televisión anuncios del Gobierno pidiendo a un mecánico que formalice su negocio, como suplicando algo que en España simplemente sería motivo de sanción.

Cada vez que viajo a un país donde la economía sumergida es tan grande coincide con una característica común: los servicios públicos son deficientes por lo que no voy a defender este tipo de economía, remarco esta frase para no ser acusado de promover la evasión de impuestos o alguna otra cosa como me han dicho en alguna ocasión quien no entiende que yo sólo explico una realidad.

En este país no se tiene derecho a sanidad si no se está asegurado, o sea si tu empresa paga impuestos por ti. No tienen prestación por desempleo, muchos mexicanos me han hablado del “paro” con gran envidia, supongo que debido a que muchos españoles han viajado a México cobrando la prestación y eso les ha hecho idealizarla. Un grandísimo número de personas llegan a la edad de jubilarse sin haber cotizado nada en absoluto lo que se traduce en hordas de ancianos sin una jubilación que deambulan por la calle sumidos en la pobreza o viéndose obligados a formar parte de esa economía sumergida hasta que mueran. Una situación nada recomendable y que creo que los mejicanos tendrán que luchar para desarrollar un estado de bienestar que se deberá nutrir a base de impuestos.

Puesto de tacos

Puesto de tacos

Pero si algo tienen claro el mexicano y la mexicana de a pie es que esa economía informal es el sustento de esa clase baja y de ese sector de la población en exclusión social y económica que el mismo estado muchas veces ha dejado de lado, por lo que canaliza su modo de ayudarlos en lo que yo llamaría “consumo informal”.

El mexicano come en la calle a diario, desayuna pastelitos que le compra a una señora al salir de su casa, se bebe una gaseosa que le vende un chico en el metro, ese mismo chico se compra unos tacos en el puesto de una esquina, el vendedor de tacos compra el café a unas señoras que con un par de ollas venden en mitad de una plaza y así sucesivamente se produce una cadena que no sólo abarca la alimentación sino que pasa por los productos de higiene que venden encima de una caja de cartón a las chanclas y zapatillas sobre una sábana. A pesar de la presencia del gigante Wall-Mart y de la proliferación de las tiendas OXXO (unas pequeñas tiendas del tipo 7eleven) la inmensa mayoría del consumo se realiza en el pequeño, o diría en el pequeñísimo, y mediano comercio.

Campaña para el apoyo del comercio local contra la expansión de OXXO

Campaña para el apoyo del comercio local contra la expansión de OXXO

Otro detalle que me ha fascinado es el hecho de estar en la terraza de un bar y que se acerque un vendedor ambulante a venderte algo de comer, en España ningún camarero permitiría tal cosa, pero en México se permite y el dueño del bar no se molesta, seguramente porque sabe que esa venta puede ser el único sustento de esa persona o de toda su familia, incluso es posible que lo permita porque un día fue el quien vendía en la calle.

Podría contar varias de estas anécdotas que he vivido en los últimos días, como la de la mujer que me estaba preparando unos tacos y le compró una rosa a una pobre anciana para luego dejar la flor en un rincón o la del camarero que recomendó a unos clientes comprar dulces a un niño que los intentaba vender en la terraza del bar. Pequeños detalles que se acercaban mucho más a actos solidarios y las ganas de ayudar al más necesitado que a simples impulsos consumistas.

Tristemente creo que en España no tenemos ese sentimiento por intentar ayudar al prójimo como lo tienen en México o por lo menos no lo demostramos tanto en nuestro consumo diario. En nuestro país cuando las cosas van mal  hemos sucumbido a los precios bajos de las grandes empresas sin importarnos a dónde va nuestro dinero, a quién y de qué manera estamos pagando el sustento, enriqueciendo y alimentando los bolsillos de gente que ya ganaba lo suficiente. Hemos descuidado esa economía, formal o informal, que nos rodea y que era la base de nuestros vecinos, amigos e incluso de nosotros mismos.

No sé si la solución es que llenemos las calles de nuestro país de puestos de comida ambulante, que dejemos de pagar impuestos y que el dinero solo fluya entre nosotros… uff ¿y quiénes somos nosotros? ¿Quién pagará los hospitales cuando enfermemos? Difícil cuestión, pero lo que sí que tengo claro es que tenemos que aprender mucho de la solidaridad, que en mi opinión desprende este consumo informal que se vive en las calles de México.

Este tipo de consumo cercano puede que no sea la solución final a los problemas de México pero sí que es un parche que facilita la subsistencia de la clase baja mejicana.

Ahora os dejo que me ha entrado hambre y voy a buscar un puestecito de tacos queme solucione a mí este problema.

Un abrazo güey!

El Economista Cabreado

Anuncios

Acerca de Economista Cabreado
Cabreado de que la economía no funcione en favor del hombre sino en su contra! Cabreado de que la controlen unos pocos y ellos nos controlen a nosotros!

4 Responses to Economía informal, Consumo informal. México D.F.

  1. Anónimo says:

    Supongo que cuando uno tiene hambre, necesidad o una boca a quien alimentar no se queda pensando en que su actuación no es legal o que está ayudando a aumentar la economía sumergida simplemente intenta sobrevivir, por eso deberíamos preguntarnos el por qué de las cosas.

    Me gusta

  2. Carmen says:

    Qué alegría volver a leerte, como siempre emocionando a través de la palabra y de la realidad, contradictoria como la vida misma, me quedo con las redes tejidas por la gente de a pie, que sabe que tiene que sobrevivir y ayudar a sobrevivir, y que el dinero compartido permite que todos vivan/sobrevivan. Gracias por estas reflexiones que nos llevan a reflexionar nosotros mismos, no es fácil encontrar un equilibrio entre lo legal/alegal, correcto/incorrecto cuando el estómago canta una ópera de miseria, y entonces llega el priorizar, que coma esa anciana, ese niño, antes que se nutra un sistema que, después de todo, no llega a tod@s, y que necesita una limpieza y un cambio radical. Disfruta del viaje, nosotros esperaremos ávidos tu próxima entrega¡¡¡¡¡ Un abrazo setemita.

    Me gusta

  3. ¿cuál será la visión de esos vendedores informales de lo que hacen? tu vista desde afuera es valiosa, pero cuan necesaria es la otra para hacer, cosntruir.

    Cuanto me gustaría que vinieras por acá para conocer tus apreciaciones

    Me gusta

  4. Pingback: Paco Seo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s